Family Innovation

Las empresas familiares son el principal motor de la economía. Sin embargo, para prosperar, enfrentan grandes retos y una alta mortalidad. La mayoría nace con el fin de generar trabajos y patrimonio, pero necesitan fortalecerse para sobrevivir. De hecho, sólo una pequeña proporción consigue llegar a la segunda generación y pasar a la siguiente.

Aún así, los riesgos pueden reducirse con planeación estratégica y estructuras de Gobierno Corporativo que apuntalen mejores decisiones.

Los principales retos que una empresa familiar debe enfrentar:

  • Separar los asuntos de negocio y familia: Sin esta concepción estaremos en una permanente confusión y conflicto de intereses que dificultan mucho el sueño de la continuidad de la empresa familiar.
  • Definir bien los roles: Si están empezando un negocio, lo más importante es definir bien los roles. Siempre hay que buscar el mejor rol que pueda uno desempeñar.
  • Avanzar progresivamente: Como en tantos otros ámbitos, se debe empezar de manera paulatina. Probando, aprendiendo y adoptando aquellas herramientas y prácticas que mejor se vayan adaptando a cada caso concreto.
  • Una buena comunicación: Tener buena comunicación es básico. Tener todas las reglas bien definidas es lo más importante.
  • Visión holística: La empresa familiar es un tipo de organización poliédrica. Convergen muchos intereses y se tratan de abordar diferentes retos.

Comentarios cerrados.